sábado, 19 de enero de 2013

Lovingtawn...


Ok sigo con la otra parte.. hace mucho q no publico.. :P el face me mantiene ocupada:p jajaj bie.. espero q les guste no sean malos y dejen comentarios.. pos si puedo cambiar algo.. no me enojo..:)



 

 EL PLAN
Amy volvió a su casa muy enojada, se encerró en su cuarto, se tiro en la cama y llorando se quedo dormida. A la mitad de la noche, se despierto cuando Gerard y Sally entraron por la ventana.
­      Siento despertarte… pero creo que debes saber algo…- dice el apuesto vampiro
­      Es muy importante, es con respecto a Demi, la hermana de Yesica- agrega la dulce Sally
­      ¿qué? Yo no la conozco…- dice Amy
­      Si la conoces…- Sally
­      Si, es la loca que te agarro de cabello…- dice sutilmente Gerard
­      ¿Qué debo saber de ella?
­      Esta chica, es un demonio de fuego, asesina…- Gerard
­      Debes tener cuidado con ella, no debes dejar que se transforme en su verdadera forma, porque si lo hace, morirás- Sally
­      Si, esa loca en su forma poderosa es muy poderosa e inestable, mentalmente
­      muy bien, tendré cuidado. Y Yesica… ¿qué es? ¿Cómo pudo hacer que Jared se enamorara de ella? ¿cómo pudo funcionar el hechizo?- interroga insistente Amy
­      perfecto… te diremos, pero no seas tan agresiva- Gerard
­      veras, ella es una bruja…- cuenta Sally- su familia es descendiente del clan Sanderson… las famosas brujas de Salem. Igual, no hay de qué preocuparse esa niña no es tan poderosa… pero…- ella mira a su pareja, y este continua.
­      Ella es peligrosa porque está loca…- advierte el vampiro, haciendo un gesto con sus manos
­      ¿y qué hago con el hechizo que le lanzo a Jared?- pregunta con tristeza la niña
­      Nada… no harás nada… yo me encargaré de eso- afirma Gerard- solo las brujas pueden deshacer embrujos. Y yo conozco a una
­      ¿De verdad? Por favor has que deshaga el maleficio… quiero a mi Jared de vuelta- suplica Amy con una mota de esperanza en sus ojos tristes
­      No te preocupes, ahora mismo voy con la vieja… nos vemos, Amy- se despide el vampiro y su novia.
Cuando estos dos se fueron la niña se acurruco en la cama para seguir durmiendo, solo que mas tranquila.
El amanecer volvió a despertarla, se cambio de ropa, desayuno con sus padres y luego camino a la escuela. Allí estaban las hermanas, que había enfrentado la noche anterior, haciendo amigos y disfrutando. También estaba Jared todo vestido de negro y sus ojos verdes delineados.
Amy pensaba: ‘es tan perfecto, pero tuvo que caer en la trampa de una loca superficial ¿por qué siempre me quedo sola? Ella me la debe, va a sufrir. Me las va a pagar. Las consecuencias serán terribles’

SHAILA
Gerard fue a visitar a la bruja, llama a la puerta de una vieja casa escondida en el bosque de Endsville; atiende una bella chica de quince años, que llevaba un vestido rojo sangre, labios negros que resaltaban su sonrisa vampírica, sus ojos eran color rosa, tenía el cabello ondulado y largo color negro noche; el otro vampiro la miro y dijo:
­      ¿qué estás haciendo aquí?
­      Soy la bruja, hermano…- responde la joven bruja
­      Una vampira bruja- Gerard ríe- ¿Cuándo te hiciste bruja?
­      Siempre lo fui… ahora, ¿qué buscas?
­      ¿Y la vieja bruja?- insiste el chico
­      ¿la abuela?- pregunta la chica y el otro asiente con la cabeza- se murió… fue muy gracioso… la vieja se ahogo con su saliva cuando dormía…- sonríe
­      Eso no es gracioso… no le encuentro la gracia- dice Gerard
­      ¡ay! Que antipático eres… no has cambiado. Vamos pasa, tonto- ríe de nuevo la chica
­      Shaila quiero que deshagas un hechizo…
­      ¿Qué tipo de hechizo…?
­      Uno de amor… ¿puedes?
­      Claro que si… ¿tienes una foto u objeto personal del hechizado?
Su hermano le entrega una foto, ella se queda mirándola, sorprendida:
­      Es Jared…- dice con una exhalación, preocupada continua- ¿Quién le ha hecho semejante estupidez?
­      Una descendiente de las brujas de Salem- responde el otro
­      Lo romperé ya mismo…- se da media vuelta apresurada
­      ¿todavía estas enamorada de él? Olvídalo, hermanita… ya tiene novia- dice sonriente Gerard
­      No sé de que hablas… no lo estoy y nunca lo estuve… es suficiente, cierra la boca y déjame trabajar
Shaila toma la foto y la coloca en el suelo; alrededor, comienza a dibujar, con tiza, unos símbolos formando un círculo.
­      ‘TOM INFERNACULO AMNOR FAIRUS OM NOMINE DOMNI DIABOLI’. ¡este amor se acaba en el nombre del nombre del Diablo!
De la fotografía sale disparada un haz de luz rosada que se va desvaneciendo de a poco. Shaila borra el círculo de símbolos y le entrega nuevamente la foto a su hermano.
­      Esta listo… ya no hay problema. La que hizo eso es muy débil- dice la vampira
­      ¿por qué lo dices hermana?
­      Pues, viste la luz rosa… una verdadera bruja deja luz roja pasión. Al parecer es una principiante… pobre- la niña bruja ríe
­      Gracias, Shaila… debo irme. Adiós- se despide Gerard
­      No es nada… cualquier cosa por ustedes- la chica sonríe amablemente- visítame mas seguido… mándale mis saludos a Jared y a su novia…- mientras lo acompañaba a la puerta
­      Lo hare…- promete su hermano
Luego de la visita, Gerard fue con Amy y le notifico las buenas noticias.


LA REVANCHA
            Amy encontró a Yesica, pero no vio a su novio.
­      Lo siento…- dice una voz susurrante.
La chica se voltea:
­      ¡Jared!- ella lo abraza con fuerza- te extrañe tanto…
­      Yo también te he extrañado… perdóname… se que te hice daño…- dice el vampiro con sus ojos verdes llenos de dolor
­      No, no fue tu culpa…- mostrando comprensión la niña sonríe
La rubia se acerca a ellos, meneando su cabello:
­      ¿qué buscas Yesica?- pregunta desafiante Amy. La otra no responde.
­      Perdiste- insiste Amy
­      Ja ja… si claro, como si esto hubiera acabado…- se burla con sarcasmo la rubia- no tengo miedo de seguir… ¿tú?
­      No- afirma con frialdad nuestra chica- adiós Yesica…
La pareja se aleja de la rubia, tomados de la mano. La otra chica, ahora la odiaba mas por haberla desafiado.
Esa noche la odiosa convoco a sus antepasados, para que la ayuden a maldecir a Amy, lo consiguieron.
Al otro día, la niña oscura despertó se dirigió al baño se lavo la cara y se miro en el espejo. No podía creer lo que veía, se espanto, su cabello negro ahora era rubio.
Amy había sido hechizada con la maldición del ángel, que era convertir en un ser celestial a cualquier persona pura de alma y cuerpo. Para un ser como ella estar bajo el poder de Dios es de lo peor. Para ella era eso y más, ya que ahora estaba en manos de un vampiro, un ser obviamente de la oscuridad y por sobre todo hijo del nuevo Diablo. No sabía qué hacer, pero quiera o no debía contárselo a su novio.
En la escuela se encontró con él, le conto su problema; él le dijo que iba a asegurarse de romper el maléfico, pero no pudo. Así que, después de la escuela, fueron en busca de un profesional.
En el infierno un decrepito anciano los atendió, luego de la consulta pidió hablar con Jared:
­      Ella es un ángel- diagnostico el viejo- el único remedio es convertirla en vampiro. Pero… el problema es qué tiene que hacerlo un vampiro puro de nacimiento
­      Pero… solo hay tres, y nadie saben donde están…- dice preocupado el muchacho
­      No todo está perdido, todavía tienen tiempo… hasta que la metamorfosis se complete
­      ¿Cuánto tiempo tenemos?
­      Dos semanas- deduce el viejo
­      ¡¿qué?! Es poco tiempo…
­      No lo es, si se sabe dónde buscar… - el anciano da por terminada la sesión y le pide a los jóvenes que se vayan.
El chico le conto a Amy lo que el brujo le había dicho.
­      No puede ser…-dice afligida la pobre niña- ¿A dónde buscaremos?
­      No lo sé. El viejo dijo: ‘no lo es, si se sabe dónde buscar’- repitió con voz burlona el muchacho
­      Pensemos como vampiros… - aconsejo la niña
­      Pienso y pienso, pero no se me viene nada a la cabeza. Los vampiros quieren pasar desapercibidos…
­      Están entre nosotros… ¿pero como los distinguimos?- deduce la chica
­      Pues… sabiendo que los vampiros se comportan fríos con los humanos, y son bastantes… egocéntricos- el muchacho ríe
­      Bueno… tenemos que ser optimistas… vamos a encontrar a alguno, lo aseguro…- dice con seguridad la niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario